Acrilamida, no comáis las tostadas quemadas

Autoridades del Reino Unido publicaron una nueva orientación general sobre cómo debemos tostar, freír o cocinar alimentos como el pan o las patatas hasta que lleguen a color de oro, y no marrón. Esto tiene como objetivo disminuir el consumo de acrilamida, una sustancia que parece aumentar el riesgo de cáncer en la población.

Esta conducta se basa en un estudio realizado en animales, pero aún no probado en humanos. En él, una sustancia química presente en los alimentos quemados parece haber contribuido a la aparición de cáncer en los animales.

Llamada acrilamida, sustancia producida cuando los alimentos ricos en almidón son calentados a altas temperaturas, generalmente por encima de 120°C. Normalmente esta temperatura es alcanzada cuando el alimento es frito, tostado o asado. La sustancia que le da al alimento de color marrón, así como un sabor que muchos creen ser delicioso.

Tostadas un poco quemadas y acrilamida

Tostadas un poco quemadas y acrilamida

Cuando la acrilamida es ingerida, se convierte en glicidamida, que se une al ADN y que induce a mutaciones. En modelos con animales, se ha observado que cuanta más acrilamida se consume, mayor es el riesgo de desarrollar cáncer. El estudio no fue realizado en humanos, pero se cree que el efecto sea similar.

Por cuenta de esta nota, el gobierno del Reino Unido puso en marcha la campaña “Go for gold”, o “elige el dorado”, lo que sugiere que las personas deben preparar pan y patatas un poco menos hasta alcanzar un color dorado, evitando el marrón.

“Nuestras investigaciones indican que la mayoría de la gente no sabe de la existencia de la acrilamida, y de que pueden conseguir reducir el consumo individual”, explica steve Wearne, la agencia reguladora de alimentos del Reino Unido, la Food Standards Agency (FSA). “Queremos que la campaña ‘Go for gold’ enfatice el problema para que los consumidores sepan hacer pequeños ajustes para reducir el consumo de acrilamida al mismo tiempo que siguen a ingerir la cantidad recomendada de vegetales y carbohidratos“.

Acrilamida en las patatas fritas

Acrilamida en las patatas fritas

El FSA también está trabajando con la industria para reducir la cantidad de acrilamida encuentra en productos procesados, como las patatas fritas, galletas, galletas, pasteles y café. La agencia ya ha logrado disminuir en un 30% la presencia de la sustancia en los alimentos que se venden en el Reino Unido.

El instituto de investigación del cáncer del Reino Unido va más allá y recomienda que las personas puedan optar por una dieta balanceada, no fumar y que reduzcan el consumo de bebidas alcohólicas.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies