8 consejos para correr en días lluviosos

La lluvia golpea la ventana, el viento agita las ramas de los árboles, el cielo está gris y el día parece noche. Apetece quedarse sentado en el sofá, bebiendo un té bien caliente. Pero la lluvia no puede, ni debe impedir el cumplimiento de un plan de ejercicio físico.

Puedes optar por realizar un plan de ejercicios, de puertas adentro, pero dejar de correr cundo esto se ha vuelto un hábito, puede dejar una sensación de vacío. Por ello, y como, salvo raras excepciones de condiciones meteorológicas extremas, correr bajo la lluvia no hace mal, conviene estar preparado. Es esencial adaptar la ropa y el calzado a las condiciones climáticas.

Mucha ropa no es, necesariamente, sinónimo de estar más caliente. Por el contrario. Cuanto más ropa, más pesado y difícil será que nuestro cuerpo transpire. Por eso, a continuación te presentamos algunos consejos prácticos para un plan de ejercicio de la lluvia:

Acompañamiento profesional

Este será siempre el primer consejo para aquellos que quieren practicar ejercicio físico. Los atletas profesionales cuentan siempre con preparadores físicos y entrenadores por una razón. Son quienes mejor saben cómo sacar el máximo partido de su cuerpo y qué hacer para evitar lesiones y problemas de salud. Por lo tanto, consulta a un experto para ayudarte a diseñar tu plan de ejercicios.

Adapta la ropa y el calzado a las condiciones climatológicas

Tal como sucede cuando hace calor, conviene adaptar la ropa y el calzado que vas a utilizar, según el estado del tiempo. Si llueve, opta por ropas ligeras, sintéticas, de secado rápido. Hay muchas opciones en las tiendas de productos deportivos. Elige también el calzado, que tenga suela antideslizante. Con lluvia, hay más probabilidades de caer y contraer una lesión. Después del entrenamiento deje secar bien el calzado.

También puedes utilizar un corta-viento, un gorro y protección para los ojos. Con la lluvia hay la tendencia de bajar la cabeza y se inclina el cuerpo hacia adelante, para evitar la entrada de agua en los ojos. Esta mala postura (principalmente en ejercicios más prolongados) puede contribuir a lesiones en la columna.

Cambiar la ropa tan pronto como se termina el ejercicio

Evita dejar secar la ropa en el cuerpo. Las modernas licras sintéticas se secan muy rápido, además de mantener el cuerpo caliente, pero, de cualquier forma, toma un baño y cambia la ropa lo más rápido que puedas después de la práctica de ejercicio físico.

El mito de las gripes

Las gripes y los resfriados, de acuerdo con los expertos, se contraen cuando el sistema inmunitario está vulnerable y tienen su origen en el virus. Por eso, el frío, por sí solo no provoca la gripe. De cualquier forma, conviene estar bien nutrido de vitaminas, y seguir el consejo anterior.

Como correr en días lluviosos

Como correr en días lluviosos

Cuidado con el recorrido

Sin duda tienes un recorrido de la carrera habitual pero, en estos días, opta por tener un plan alternativo, principalmente si se incluyen planos muy inclinados e irregulares y utiliza elementos reflectores si vas a correr cerca de una carretera.

Lo mejor, como el clima puede ser impredecible, será establecer un camino más cerca de tu casa.

Adapta el entrenamiento

Los consejos anteriores ya contemplan una adaptación en caso de lluvia pero nunca está de más recordar que conviene aplicar diferentes técnicas según la meteorología. Si estás entrenando para una prueba, o si sueles participar en ellas, seguramente ya has tenido que enfrentarte a un cambio de sol a lluvia o a la inversa. Esto puede afectar considerablemente el rendimiento.

Mantente hidratado

Con lluvia, puedes sentir que se puede prescindir de la hidratación pero estás cometiendo un error. Mantente bien hidratado, ya que el cuerpo transpira y pierde agua, incluso en los días de lluvia.

Buen calentamiento

Este consejo sirve para cualquier condición meteorológica. Hacer un buen calentamiento antes de ir a correr con lluvia. El suelo resbaladizo o un agujero oculto por el agua son propicios para los esguinces que pueden transformar tu sesión de entrenamiento en una ida al hospital y una parada por tiempo indeterminado.

Nunca estará de más recordar la importancia de consultar a los especialistas para adecuar el ejercicio físico y las necesidades de hidratación de cada individuo.

Es necesario evaluar la frecuencia adecuada de actividad física necesaria para cada individuo, y conocer cuál es el consumo ideal de líquidos, para alcanzar la máxima eficiencia del ejercicio y así prevenir enfermedades cardiovasculares e inflamatorias, así como ayudar a perder peso.

El ejercicio físico también se utiliza como si fuera un medicamento para promover hábitos saludables y reducir el riesgo de ciertas enfermedades, pero es necesario, tal como se hace con la medicación, se realiza una evaluación de la dosis, frecuencia y duración para obtener la máxima eficacia.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad