7 tácticas inusuales que ayudan en la pérdida de peso

Bocadillos, dulces y muchos otros alimentos grasos y azucarados son muy sabrosos y atractivos para nuestro paladar. Ingerir estos alimentos nos dejan un bien humor y nos dan energía para todo el día. Por ello lo largo del tiempo, hemos desarrollado mecanismos que nos mantienen enganchados a estos alimentos ricos en calorías.

Disfrutar de esto, unido al hecho de que, en los tiempos modernos, la tecnología nos hace un llamamiento a la regla del mínimo esfuerzo físico; no contribuye en nada para nuestra salud. Casi no nos movemos y aquí viene el aumento de peso y muchos problemas de salud ocasionados por la obesidad o el sobrepeso. Teniendo esto en cuenta, a continuación te mostramos algunas de las tácticas inusuales de pérdida de peso que parecen no requerir de mucho gasto de energía. Pero estas pequeñas acciones pueden hacer una gran diferencia en tu salud a largo plazo.

Mantén tu casa limpia

La limpieza de la casa puede ser comparada a un par de horas en el gimnasio. Lavar, planchar, fregar, subir y bajar escaleras, todo esto hace que tu cuerpo queme calorías. Además de mantener tu salud en día, la casa estará más organizada.

Incluir picantes en alguna de tus comidas

Es cierto que la ingesta de los picantes puede aumentar el funcionamiento del metabolismo. El mayor beneficio proporcionado por estos alimentos es el hecho de que nos hace comer más lentamente y en menor cantidad, alternando un bocado entre un sorbo y otro de agua para reducir el ardor en la boca.

Sirve la comida en platos de color rojo

El color rojo se asocia a la idea de peligro. Si servimos la comida en los platos rojos nos recuerda que estamos en una dieta y nuestro cerebro entiende que estamos menos propensos a comer en exceso.

Tácticas inusuales para perder peso, comer en platos rojos

Tácticas inusuales para perder peso, comer en platos rojos

Camina con algunos amigos

Uno de los mayores problemas que tienen las personas cuando quieren perder peso es encontrar el tiempo y la motivación necesarios para participar en actividades físicas que ayuden a quemar calorías. Por eso, la caminata es un tipo de actividad ideal, porque tiene bajo impacto, es agradable y puede ser hecha en grupo.

Leer un libro en lugar de ver la televisión

Al contrario de lo que sucede cuando vemos la televisión, si tus manos y tu mente están ocupadas con un libro, no vas a pensar en comer en todo momento. Un buen libro es capaz de fijar tu atención y hacer que tu mente se concentre sólo en lo que está leyendo, alejando los pensamientos alrededor de ese paquete de golosinas que se encuentra por ahí.

Realiza comidas en familia

Al hacer comidas en familia, te vas a alimentar de modo más lento, ya que las conversaciones crean una pausa entre un bocado y otro. De esta forma, la sensación de saciedad vendrá más rápido, evitando que comas más de lo necesario.

Vístete para el almuerzo en casa como si fueras a salir

Prendas muy anchas, como sudaderas, hacen que la gente se sienta más relajada y, por lo tanto, es probable que comamos más. Sin embargo, si llevas algo más ajustado, no serás capaz de comer tanto como te gustaría.

Mas informacion sobre este tema

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad