6 deportes que ayudan en el desarrollo infantil

Iniciarse en los deportes durante la infancia es esencial para estimular la voluntad de los niños en la práctica de actividades físicas. Además, las modalidades ayudan en el desarrollo físico y mental; en la parte social, además del placer en vencer los desafíos. Conoce cuáles son los mejores deportes para niños:

Balonmano: Muy practicado en escuelas de todo el mundo, este deporte es una excelente actividad colectiva, ya que el trabajo en equipo es esencial en la disputa. Entre sus beneficios para la salud, ayuda en la coordinación, mejora la respiración y tonifica la musculatura.

Fútbol sala: Considerado como el “primer paso” para quien sueña con ser jugador de fútbol, el fútbol sala, cada vez gana más adeptos para toda la vida. Durante la infancia, el deporte ayuda mucho en la parte de la movilidad del niño y en el buen funcionamiento metabólico.

Voleibol: Extremadamente versátil, el deporte ayuda a desarrollar la reflexión, la acción y la reacción del cuerpo, además de equilibrio y resistencia física.

Baloncesto: Es responsable de la evolución de la agilidad del niño, la concentración y la coordinación, además de generar mejoras en el sistema cardiorrespiratorio y en el fortalecimiento muscular.

Natación: Una de las modalidades más conocidas entre los niños, la natación es considerada un deporte completo para el desarrollo del cuerpo. Entre sus principales beneficios, la actividad desarrolla nuestra respiración, por lo que es indicada para niños que sufren de asma y bronquitis.

Arte marcial: Karate, judo y otras artes marciales son óptimos para el desarrollo intelectual, mental, fuerza, equilibrio y flexibilidad del cuerpo.

Una niña practicando natación

Una niña practicando natación

¡Aguantar el pique de los niños en el día a día no es tarea fácil! La energía almacenada en los pequeños es capaz de dejar a cualquier adulto cansado y sin fuerzas. Entonces, ¿qué hacer? Una de las mejores alternativas es introducirlos a las prácticas deportivas, como forma de ocio, para contribuir, de manera natural y saludable, en el desarrollo físico y mental. Descubre las mejores modalidades para ser incorporadas durante la infancia.

La práctica deportiva es de extrema importancia en todas las etapas de nuestra vida, por eso, iniciar a temprana edad puede ayudar a agudizar una vocación deportiva en cualquier persona. Las actividades, mientras que los niños, contribuyen en el desarrollo del cuerpo, además de otros ámbitos de la vida. Los deportes realizados en la cancha, en conjunto, son más utilizados, pero otras prácticas también pueden ser muy beneficiosas:

Existen 4 deportes de cancha llamados cuadrado mágico (balonmano, fútbol sala, voleibol y baloncesto), que son los más utilizados para el desarrollo de la motricidad infatil. Tales modalidades combinan, además de la cuestión motora, la socialización del niño y la cooperación. Otros deportes, como la natación o algún arte marcial (karate, judo, esgrima) también contribuyen bastante a la construcción de músculo esquelético infantil, así como a la mejora de su metabolismo.

Conoce algunos de los beneficios de introducir la práctica de actividad física en el día a día de los pequeños.

Balonmano: Nombrado como uno de los deportes más practicados en las escuelas, el balonmano es también una modalidad que trae muchos beneficios para el cuerpo de los niños. Apto para ser practicado a partir de los 8 años, la actividad de ayuda en la coordinación, mejora la respiración y tonifica la musculatura. Otras ventajas importantes del deporte son: trabajar en equipo y aprender a tomar decisiones rápidas y objetivas, ya que es altamente dinámico.

Fútbol sala: La actividad física es fundamental para desarrollar las habilidades motoras tales como: la movilidad, la coordinación, el dominio de la pelota y el equilibrio, ayudando a los niños a acelerar el metabolismo, la salud cardiovascular y la salud respiratoria. A partir de los 5 o 6 años de edad, los pequeños ya pueden dar inicio a la práctica.

Voleibol: Indicado para niños a partir de los 7 años, el deporte es extremadamente versátil, ideal para ser practicado en grupo, también ayuda a desarrollar la interactividad de los niños. Para el cuerpo, este deporte proporciona la capacidad de realizar movimientos rápidos de acción y reacción, equilibrio y control, además de promover la resistencia física, la concentración y las habilidades motoras de los niños.

Baloncesto: puede ser practicado tanto al aire libre como en una cancha cerrada, una de las ventajas del baloncesto es que el mal tiempo o el frío no desalientan la práctica de los niños, quienes pueden ser insertados a partir de los 6 años de edad en el deporte. El baloncesto es responsable de la evolución de la agilidad del niño, la concentración y la coordinación, mejoras en el sistema cardiorrespiratório y en el fortalecimiento muscular.

Natación: Una de las modalidades más conocidas entre los niños, la natación es ampliamente beneficiosa. Es considerada un deporte completo para el desarrollo del cuerpo y también ayuda en la respiración, la coordinación, activa la memoria y proporciona flexibilidad. Los niños pueden ser incluidos en el deporte desde muy pequeños, a partir de los 3 o 4 meses, aunque sí, algunos pediatras indican esperar hasta el sexto mes de vida, para disminuir el riesgo de posibles infecciones.

Artes marciales: Sea karate, judo o cualquier otro arte marcial, este tipo de deportes ayuda en el ingenio de las habilidades, reflejos y reacciones, descarga la energía, aumenta la concentración y desarrolla la fuerza, el equilibrio, la velocidad y la flexibilidad para niños, además de los valores fundamentales como la tolerancia, la responsabilidad y el respeto. A partir de los 4 años, las modalidades son recomendadas para los niños.

¡Transforma el deporte en la diversión!

No todo niño que está dispuesto a practicar alguna actividad física; ya que, en el mundo actual, la tecnología ha ganado bastante más terreno que los deportes. Siendo así, puedes presentar estas actividades como una forma de distracción, de descargar la energía, presentándolo de manera ligera y relajada:

La mejor forma de animar a un niño es por un medio lúdico. Se debe utilizar toda orden pedagógica de aprendizaje, además de la lucidez, porque si el niño piensa que la actividad física es aburrida va a sentirse desalentado y, seguramente, terminará por abandonar la actividad.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad