3 consejos esenciales si te acabas de apuntar al gimnasio

Acabas de apuntarte al gimnasio, algo que pensabas que era lo más complicado. Pero resulta que lo realmente difícil empieza ahora, sobre todo porque no sabes cuál es el paso siguiente que tienes que dar. No te preocupes, pues es algo que nos ha pasado a todos cuando hemos ido por primera vez.

Estos son 3 sencillos consejos que nos ayudaran a conseguir nuestro objetivo, y sobre todo para no parecer un pardillo cuando te pongas a hacer ejercicio.

Elige la ropa apropiada

Antes que nada, asegúrate de que tienes el equipamiento adecuado para ponerte a hacer ejercicio. Lo importante no es ganar un concurso de belleza, sino tener comodidad y libertad de movimientos. Aunque tampoco quiere decir que tengas que parecer un mendigo y vayas con esa camiseta vieja y llena de agujeros que tienes en un rincón del armario.

La ropa idónea para el gimnasio es un pantalón de chándal, unas buenas zapatillas y una camiseta transpirable para no acabar empapado en sudor. Tampoco está de más que lleves tu propia toalla y una botella con agua o bebida electrolítica para mantener la hidratación mientras empiezas a usar los equipos para gimnasio.

Primeros días en el gimnasio

Primeros días en el gimnasio

Busca tu ritmo

Seguro que verás a alguien haciendo las series de ejercicios mucho más deprisa, con mucho más peso y de maneras que te pueden parecer inverosímiles. No trates de imitar a nadie, sino que tienes que buscar tu propio ritmo te aconsejamos que utilices relojes inteligentes para que vayas marcando un ritmo adecuado para ti. Si te motiva la música, lleva tus canciones preferidas en un reproductor y ponte los auriculares deportivos bluetooth. Seguro que empiezas a moverte enseguida y cuando te quieras dar cuenta estás al nivel que el resto. ¡Pero no te pongas a cantar.

Pregunta al monitor

Es mejor parecer algo tonto haciendo una pregunta, que no hacer y demostrar que lo eres. Así que en lugar de coger el kettlebell sin saber ni lo que es y empezar a darle vueltas hasta lesionarte, consulta con un entrenador o alguien con experiencia cuáles son los mejores movimientos y las máquinas adecuadas para conseguir lo que te propones, sea esto perder peso, ganar masa muscular o mejorar tu resistencia.

Pedir una tabla para empezar es la mejor idea que puedes poner en práctica, sobre todo para los primeros días, ya medida que vas viendo resultados, puedes quitar o poner nuevos ejercicios. El monitor está para ayudarnos, no para castigarnos en la colchoneta.

Si pones en práctica estos tres sencillos consejos, en pocas semanas te estarás codeando con el resto de compañeros. Y lo mejor, estarás disfrutando de hacer deporte en el gimnasio.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

DietasSanas.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies